SER FALLERO….

Y ya ha pasado medio ejercicio fallero 2011/2012…. Algunas comisiones celebran el “mig any faller”…….. meses de proclamaciones, semanas culturales, charlas, coloquios y presentaciones de proyectos y bocetos ilusionantes. Poco queda ya para la famosa llamada de nuestra alcaldesa a la niña y señorita que representarán a las Fallas en 2012, y atrás quedan los meses más “peineteros” del calendario; julio y septiembre, ¡y qué ganas tenía de ello! Suenan cánticos de cambio….. y alguno de ellos (y no hablo de Junta Central Fallera) me parecen significativos a la par que peligrosos.

Los tiempos cambian poco a poco y la misma sociedad cambia a su ritmo: nuevo estilo de vida, nuevas preocupaciones, nuevos hobbys, etc…. Las Fallas, como fiesta y fenómeno integrado en la sociedad, no son ajenas a esta evolución (¿o tal vez involución?) y al mismo ritmo se van produciendo variaciones tanto en la organización, realización, consecución, programación, ejecución y posición de los falleros y falleras frente a los festejos, a su propia comisión y su papel en ella.

Está claro que cuando perteneces a una comisión fallera nadie te exige un mínimo de aportación de trabajo; tan sólo se exige la obligación económica en forma de cuotas, loterías, etc…. y con ello adquieres el derecho a ser fallero, a asistir a las juntas, a expresar tu opinión, a participar en todas y cada una de las actividades que la comisión organiza y disfrutar de ellas……. Sí. Adquieres el derecho a ser fallero al menos de cuota….. El derecho a ser FALLERO…., el ser FALLERO… es otra cosa muy diferente.

Y no estoy intentado ligar el hecho de ser o sentirse fallero con el que seas “monumentalista” (¡qué poco me gusta esta palabra!), que te guste la pirotecnia, que seas seguidor de los play-backs, que seas un faller-mayorero confeso, amante de la indumentaria, jugador de truc o participes en el concurso de canut…. ¡No, ni mucho menos! Puedes ser practicante o seguidor, o simplemente te guste cualquiera de las facetas que atesora esta gran fiesta…..pero eso tampoco es ser FALLERO.

La evolución (¿o tal vez involución?) de la sociedad fallera, al igual que la sociedad en general, está arrastrando a que cada vez sean más los miembros de una comisión, que no FALLEROS, los que unas veces por comodidad y otras veces, las menos, por desconocimiento se limiten a que su aportación  sea única y exclusivamente la económica. La comisión de falla necesita evidentemente de ingresos  y de los llamados falleros de “cuota” (que ojalá en mi falla hubieran 1.000); pero tanto o más que éstos necesita una buena cuota de FALLEROS… sí; de esos que además de cumplir sus obligaciones económicas organizan, coordinan, realizan y llevan a efecto todos los actos festivos (de los que rara vez disfrutan), protocolarios y de gestión de la comisión. Llama la atención la poca asistencia de los propios “asociados” (que no FALLEROS) a aquellos actos culturales, juntas, reuniones u organizativos… Eso sí, si hay “fiesta”, “picaeta”, proclamación, cena o algo similar la cantidad de éstos se multiplica exponencialmente sin ni siquiera llegar a plantearse que ese acto del que están disfrutando ha tenido que ser previsto, proyectado y realizado por esos pocos que en ese momento seguro que también estarán pendientes de que él se lo esté pasando bién.

Más triste es el ver a falleros que mantienen una actitud totalmente “pasota” excusada en cualquier extraño e incoherente “motivo personal”….olvidándose de aspectos unidos para mí a la Falla y que la definen como son: la solidaridad, el compañerismo, la convivencia, la “germanor”……

Eso sí, por “suerte” hay otros que descubren su verdadera “vocación fallera” el ejercicio que da la casualidad que la Fallera Mayor, la Fallera Mayor Infantil o los Presidentes son amigos o familiares suyos. Ese año todo es poco. Hay que hacer todo a lo grande………. Porque ese es “MI” año.

Y a estas alturas me pregunto: entonces ¿qué es ser FALLERO?…… Pués no lo sé. Quizás alguien lo sepa. Haberlos los hay…. Evidentemente cada uno lo siente de una manera diferente, pero aquellos que lo sienten sinceramente y sin autoexcusas colaborarán dentro de sus posibilidades y aptitudes con su comisión en ese fín común que es la FALLA. Si no es así, querido amigo o amiga podrás ser socio, colaborador, abonado o apuntado… pero fallero no………..Ser FALLERO es otra cosa.

 

~ por jvmarco en 8 octubre 2011.

Una respuesta to “SER FALLERO….”

  1. Conec molta gent que de faller té el que jo de torero… i gent de fora de les comissions falleres que tenen (tenim?) més sentiment faller, d’afecte, d’estima, de passió per la festa que els que teòricament formen part de la mateixa…

    Caldria analitzar qui és faller… i també què…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: