CUANDO LA PALABRA “GRANDE” SE QUEDA PEQUEÑA

La grandeza de una persona siempre se demuestra en los momentos menos buenos, en los desagradables y en las adversidades. No es que lo que esté aconteciendo ahora sea una tragedia propiamente dicha, pero la verdad que personalmente me invade la tristeza al dejar en el camino relaciones profesionales que, gracias a Dios, han llegado a sobrepasar ese terreno hasta alcanzar el grado de amistad personal.

Hoy, quizás excediendo por mi parte la mutua confianza, me gustaría resaltar en este post a dos excelentes profesionales  y mejores personas a los que la palabra GRANDES les queda pequeña: Vicente Francisco Lorenzo Albert y Paco Giner Núñez.

Hay veces que el hecho de ser fallero te aporta satisfacciones, (más de la que parece pero menos de las que deberían), y una de ellas es el poder cruzarte con personas que tras conocerlas llegan a aportar lo necesario en ti para llegar a admirarlas en su dedicación y compartir sus inquietudes y amistad.

Hace aproximadamente cuatro años, allá por Abril de 2008, un grupo de tres o cuatro falleros nos trasladamos hasta Benifaió para ofrecerle a un artista joven, que nos convencía y que creíamos que poseía un prometedor futuro, la realización de nuestra falla para 2009. Sabíamos que era difícil superar en lo personal al artista que nos confeccionó las de los últimos tres años (ni más ni menos que Vicente Almela)… pero ya no sé si la casualidad, la suerte, el destino… o todo a la vez nos llevó hasta Paco Giner. Nos recibió una persona tímida, responsable y que inmediatamente y con pocos “peros” aceptó nuestra propuesta. Desde entonces hasta hoy cuatro años nos separan…. cuatro grandes proyectos…. cuatro fallas: tan diferentes… tan ilusionantes.

Paco ha crecido exponencialmente en todas las facetas artísticas hasta llegar a ser lo que es hoy: uno de los artistas, representantes de una nueva generación, más valorado, respetado y deseado por la comisiones. Gracias a él he podido conocer a Esther y a Álvaro, quienes comparten  sus buenos y malos ratos; a los miembros de su taller… también a Luís, Sergio, a Carlos Sanz, a Eva Mª Cuerva y compartir ratos con Vicente (a quien este “mundo fallero” ya me regaló la posibilidad de conocer)….. y sobre todo me ha dado, mejor dicho: nos ha dado, la satisfacción de poder disfrutar con ellos de su trabajo, de compartir ilusiones, proyectos y alegrías….¡de grandes fallas!

Un año después, en Abril de 2009, sucedió algo más natural; pues creo que nuestros caminos estaban marcados para tarde o temprano cruzarse. Vicente Francisco Lorenzo era entonces, y lo es ahora, una de mis “debilidades” como artista para fallas infantiles. Conocía su taller ya que muchas eran las horas de conversación con él acerca de fallas, en las que  su padre, como gran maestro que es, siempre ofrece la posibilidad de aprender algo. Guiados por la necesidad de contratar un artista infantil nos dirigimos a él convencidos que era la persona idónea para compartir con una comisión como la nuestra sus trabajos. Aceptó responsabilizado haciéndonos saber que para él era ya un reto el suceder a Guillermo Rojas en nuestra demarcación… ¡tan modesto como siempre!

Tres fallas infantiles nos ha ofrecido en las que su buen hacer, su dedicación, su estilo y su compromiso para con nosotros han sido patentes. Hemos tenido la suerte de ser los beneficiarios de su primer 1º premio y por encima de todo de su amistad. De sus cualidades profesionales destacaría muchísimas pero por encima de ellas están sus cualidades personales: él es el paradigma de buena persona… como buena gente es quien le rodea: su mujer Amparo y su hija Ariadna, colaboradoras presentes en las tres obras.

El futuro siempre ofrece oportunidades a los que se las merecen, y tanto Paco como Vicente, se las han ganado a pulso a base de esfuerzo, profesionalidad y empeño. Nadie hoy puede discutir su calidad y singularidad como artistas; y nadie de los que les conocen puede decir ni una sola mala palabra de ellos como personas.

Ahora toca a todos ilusionarse con nuevos proyectos…. con nuevas personas.

¡Gracias por todo!….. y nos vemos pronto.

 

~ por jvmarco en 3 abril 2012.

2 comentarios to “CUANDO LA PALABRA “GRANDE” SE QUEDA PEQUEÑA”

  1. Heu creixcut junts José Vicente, i d’eixos anys he tret una gran ensenyança: L’amic és amic per sempre, el conegut… s’oblida. Un abraç molt fort, moltíssima sort i exits per a Paco en la seua gran aventura i com no, al meu amic de cor que se diu Vicente Francisco. El cel és poc per als que es mereixen estos dos grans artistes i el seu cel… es haver-vos conegut. Des-de l’atra part de l’avinguda, se vos recorda en molt de carinyo. Quique.

  2. Totalmente de acuerdo,sobre todo con Vicente y família,ya q he tenido lá suerte d disfrutar d sua obras vários años en mi comision,grandes fallas,espero q por fin algun año lê llegue lá grana oportunidade q se merece,con um grana proyrcto en especial,saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: